Derivados Financieros

Derivados financieros

Los derivados financieros son instrumentos cuyo precio esta ligado o se deriva de la evolución del precio de otro activo, denominado “activo subyacente”. Los derivados financieros más comunes a disposición de los inversores son los futuros y las opciones negociados en MEFF - Mercado Oficial de Futuros y Opciones Financieros en España - . Su actividad es la negociación, liquidación y compensación de Futuros y Opciones sobre bonos del Estado, índices bursátiles y sobre acciones. MEFF es un mercado electrónico que ofrece difusión de precios en tiempo real y tiene carácter oficial, ya que se encuentra bajo el control de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La fiscalidad de este tipo de productos depende de su finalidad, pues dependiendo del tipo de operación realiza nos encontramos con tributaciones distintas.
- Operaciones de cobertura realizadas por un profesional o empresario, que tributando en el IRPF utilizara derivados financieros para cubrir riesgos propios de su actividad, los beneficios o pérdidas derivados de su utilización tendrán la consideración de rendimientos de actividades empresariales o profesionales, integrándose en la base imponible general del impuesto.

- Operaciones inversoras o especulativas, en la práctica, se han venido considerando como ganancias o pérdidas patrimoniales los resultados obtenidos en estas operaciones, por lo que, de acuerdo con lo que se establece en el nuevo IRPF, se podría interpretar que los resultados obtenidos tendrían igualmente la consideración de ganancias o pérdidas patrimoniales que podrían ser objeto de integración en la base imponible del ahorro, todo ellos sin perjuicio de que esta interpretación esta supeditada a que finalmente la propia Administración Tributaria confirme su validez.