Vivienda Habitual

Concepto de vivienda habitual

Se entiende que una vivienda es la vivienda habitual del contribuyente, cuando:
- Constituya la residencia habitual del contribuyente durante un plazo continuado de, al menos, tres años . No obstante, se entenderá que la vivienda tiene el carácter de habitual cuando, a pesar de no haber transcurrido dicho plazo, se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran otras circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio, tales como celebración de matrimonio, separación matrimonial, traslado laboral, obtención del primer empleo, cambio de empleo u otras análogas justificadas.
- Que la vivienda sea habitada de manera efectiva y con carácter permanente por el propio contribuyente en un plazo de doce meses contados a partir de la fecha de adquisición o terminación de las obras. Este plazo podrá modificarse excepcionalmente cuando concurra cualquiera de las siguientes circunstancias:
a) Cuando se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran otras circunstancias que necesariamente impidan la ocupación de la vivienda.
b) Cuando el contribuyente disfrute de vivienda habitual por razón de cargo o empleo y la vivienda adquirida no sea objeto de utilización, el plazo antes indicado comenzará a contarse a partir de la fecha de cese en el cargo o empleo.

Un mismo contribuyente no podrá tener simultáneamente más de una vivienda habitual. Así, en el supuesto de duplicidad de domicilios, se considera vivienda habitual aquélla donde se resida por más tiempo a lo largo del periodo impositivo.