Brexit: el Parlamento encarga a May que solicite una prórroga a la Unión Europea
Los diputados han rechazado la posibilidad de convocar un segundo referéndum

El Parlamento británico ha encargado al Gobierno de Theresa May solicitar una prórroga para la salida del país de la Unión Europea, prevista para el 29 de marzo. La enmienda ha sido aprobada por 412 votos a favor y 202 en contra y consiste en solicitar una extensión hasta el 30 de junio si se aprueba el acuerdo de May antes del 20 de marzo o buscar una extensión más larga si el acuerdo no es aprobado. La UE deberá aprobar esa extensión en la cumbre prevista para el 21 de marzo.


Además, los diputados han rechazado, por una amplia mayoría de 334 votos en contra y 85 a favor, la posibilidad de convocar un segundo referéndum sobre el Brexit. Todo ello en una jornada en la que además la Cámara ha rechazado por sólo dos votos de diferencia (314 a 312) otra enmienda que permitía a los diputados controlar el calendario y debatir el miércoles los próximos pasos.


El Parlamento también ha rechazado extender la prórroga exclusivamente hasta el mes de junio, aunque la diferencia ha sido también muy estrecha (314 votos en contra y 311 a favor). Esto vuelve a demostrar la enorme fractura que existe entre los parlamentarios, tanto dentro del Partido Laborista como dentro del Partido Conservador.



En una frenética semana de votaciones, los diputados británicos han rechazado el nuevo acuerdo de Theresa May firmado el lunes por la noche con Jean-Claude Juncker. Además, este miércoles también rechazaron, aunque por una estrecha mayoría, la opción de salir de la Unión Europea sin un acuerdo, lo que se conoce también como un Brexit duro.


Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, ya piensa en la posibilidad de convocar una tercera votación significativa sobre el Acuerdo de Retirada alcanzado con Bruselas. La 'premier', que este miércoles, tras el 'no' de la Cámara de los Comunes al Brexit 'duro', dijo que podría volver a reunir a los diputados antes del 20 de marzo, ha confirmado este jueves sus intenciones. Lo hará si "vale la pena", ha señalado.


No obstante, puede que el acuerdo que se votase en esta tercera ocasión sufra alguna modificación. Así lo cree Goldman Sachs, que tras el rechazo por la mínima al Brexit 'duro' asegura que ahora May tiene más posibilidades de conseguir los apoyos necesarios para su plan para la salida de Reino Unido de la Unión Europea. De hecho, según ha adelantado la BBC, los unionistas de Irlanda del Norte, agrupados en el DUP (Democratic Unionist Party), estarían negociando ya con el Gobierno de la 'premier' para buscar un acuerdo alternativo, que sea "sensato para todo Reino Unido" y que permita salir del atolladero actual.


PRÓRROGA, ¿CORTA O LARGA?


Este jueves la Cámara de los Comunes ha autorizado solicitar una prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa, que es el que regula la salida de un país de la UE, a Bruselas. Esta es la única opción que les queda a los británicos tras el rechazo al acuerdo del Brexit y la negativa a una retirada a las bravas y sin acuerdo.


La idea de May es no tener que solicitar este retraso, de ahí su idea de convocar una tercera votación significativa antes del 20 de marzo, aunque de hacerlo quiere que sea una prórroga corta, como mucho hasta junio, para evitar que el país tenga que presentarse a las elecciones europeas que se celebran a finales del mes de mayo.


Sin embargo, puede que la UE presione para que la prórroga sea más larga. Según ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un mensaje en su cuenta de Twitter, pedirá a los líderes europeos en la próxima cumbre europea del 21 y 22 de marzo que estén abiertos a la posibilidad de una "larga extensión si el Reino Unido encuentra necesario repensar su estrategia del Brexit y construir un consenso sobre ello".






Texto patrocinado:

Visite nuestro comprador de Depósitos e Hipotecas